Publicación exclusiva sobre la hipótesis de las paleovisitas extraterrestres
CONTCTO
 

LA SERPIENTE ARCO IRIS AUSTRALIANA Y LOS NOMMO

La autora señala una interesante

conexión entre la mitología de los

aborígenes de Australia y la tribu

africana Dogón.


SHANNON DOREY

SHANNON DOREY

Canadá

www.shannondorey.com

 

La Serpiente Arco Iris es un motivo común que se encuentra en el arte y la mitología de los aborígenes de Australia. El nombre fue acuñado en 1926 por el profesor Alfred Radcliffe-Brown, un antropólogo británico especializado en etnología y etnografía aborigen australiana, quien determinó que muchos grupos aborígenes australianos compartían variaciones de un mito común que habla de una víbora o serpiente de enorme tamaño, inusualmente poderosa, creativa, y a menudo peligrosa, que estaba asociada con el arco iris, la lluvia, los ríos y profundos pozos de agua , descendiente de una más grande que es visible como una raya oscura en la Vía Láctea (2)

 

 

Serpiente Arco Iris. Pintura rupestre de los aborígenes australianos.

Foto de Mark O'Neil/ www.DigitalTribes.com

 

 

La conexión de la Serpiente Arco Iris con la Vía Láctea puede relacionar esta figura con la del alienígena Nommo. La "estrella de la Vía Láctea" era importante para los Dogón. Griaule y Dieterlen pensaron que el término podría hacer referencia a Saturno, porque la estrella de la Vía Láctea fue descrita como una abultada urna funeraria. La abertura de la urna funeraria estaba rodeada por una protuberancia, la cual representaba el halo permanente de la estrella. Creo que los Dogón estaban hablando en realidad de la Vía Láctea, que es nuestra propia galaxia.


Comparando la Vía Láctea con nuestras observaciones de otra galaxia, los científicos han determinado qué podría parecerle a un observador de otra galaxia. Cuando se ve desde el costado, una imagen de otra galaxia muestra "la protuberancia central del núcleo". También hay un "halo, que es una región esférica, centrada en el núcleo, con un radio de alrededor de 50.000 años luz. Esta aureola contiene estrellas muy antiguas, producidas desde el principio cuando la galaxia todavía se estaba formando. La mayoría de estas estrellas se encuentran en vastos grupos llamados cúmulos globulares" (4) Los Dogón dibujaron la imagen de la estrella de la Vía Láctea debajo de la urna durante una consagración del altar de los antepasados (vageu). Todos los demás miembros fallecidos del linaje fueron colocados en una espiral alrededor de ella. Estos antepasados probablemente simbolizaban las viejas estrellas que se produjeron cuando la galaxia estaba formándose. Nuestra galaxia es sólo una de las miles de millones de galaxias en el universo (5)

 

El aspecto de arco iris de los Nommo puede asociarse más con la Serpiente Arco Iris australiana. La piel de los Nommo era principalmente verde, pero, como en el camaleón, a veces cambiaba de color y se decía que por momentos tenía todos los colores del arco iris (6). En sus naves espaciales, los Nommo fueron asociados con un carnero, un arco iris y el Sol. Ogotemmêli contaba cómo el "carnero" tenía el poder del movimiento una vez que había subido a los cielos. Cuando se movía en las nubes dejaba un rastro de cuatro colores que se veía como un arco iris. Como informó Griaule, "Su pata delantera izquierda hizo una huella negra, la derecha una huella roja, las otras dos, una verde y una amarilla. Esa cuádruple huella fue llamada el "sendero de los Nommo” (7).


En otras descripciones, la nave era redonda como una calabaza y brillaba en una bola roja de luz. También había cañerías o tuberías circulando o formando espirales alrededor de la parte superior externa de la nave. Esta tubería contenía agua o "cobre líquido" y aparentemente se veía como los cuernos de un carnero, por lo cual las naves fueron asociadas con carneros. Ya que los Nommo también tenían cuernos, las naves espaciales fueron vistas por los Dogón como la forma celestial de los Nommo (8)

 

La Serpiente Arco Iris australiana aparentemente habitaba en ojos de agua permanentes y se decía que tenía el control del recurso más preciado para la vida, el agua (9). El agua era también la esencia de los Nommo. Las palabras "agua" y "Nommo" se utilizaron de manera intercambiable (10). El agua era el símbolo de la fuerza vital del mundo (11). De acuerdo con los Dogón, en cualquier parte donde los Nommo aterrizaban en la Tierra, la  tortuga de agua Kiru daba una vuelta alrededor y purificaba el suelo, permitiendo que el agua de lluvia entrara y permaneciera allí para formar una laguna (12)


Los investigadores, Dr. Paul Tacon y Dr. Christopher Chippindale de la Universidad de Cambridge en Gran Bretaña, creen que las primeras imágenes de las serpientes arco iris  australianas aparecen en el arte rupestre en la época del período Yam identificado por George Chaloupka, el mayor experto en el arte rupestre de la Tierra de Arnhem , que comenzó hace unos 6.000 años, y que estas imágenes "establecen el modelo para todas las siguientes imágenes: un cuerpo con forma de serpiente, cabeza curvada como de caballo, por lo menos dos tipos de colas (en punta o con púas), y una variedad de plantas y animales apéndices, incluyendo zarcillos tenues y como orejas salientes " (13).  En la religión dogón el caballo era también símbolo de los Nommo. La palabra dogón para "caballo", en el idioma Wazouba, también significaba "poder" (14). "Las copas redondas de madera apiladas que el líder espiritual dogón, el Hogon, utilizaba para las ceremonias generalmente tenía una tapa con un caballo en la parte superior, representando a los Nommo...”  (15).


La creación de los seres humanos

 

Chaloupka informó que la Serpiente Arco Iris australiana creó seres humanos (16). Según los Dogón, los Nommo también crearon a los humanos. Los Nommo fueron asociados con los sistemas estelares de las Pléyades y Sirio. La mitología dogón indicaba que el mundo de los Nomm se estaba muriendo, por lo que algunos de ellos vinieron a la Tierra. No había vida inteligente en el planeta cuando los Nommo llegaron por primera vez aquí. Como mencioné anteriormente, los Nommo eran seres inmortales y tenían la capacidad de dirigir sus almas en la muerte. El plan de los Nommo era crear una nueva forma de vida aquí usando los animales de la Tierra para que pudieran mudar sus almas en aquellos animales y vivir en el planeta. Lo que la mitología dogón nos dice es que el experimento fracasó. Las almas de los Nommo se perdieron en la Tierra y los seres humanos han nacido a partir de ese fracaso.


En el primer intento de ingeniería biológica, el aspecto andrógino e inmortal de los Nommo no se transfirió a las crías. Un macho nació completamente separado de la esencia espiritual de los Nommo y atado a la Tierra. En la religión, él fue simbolizado por el Chacal o el Zorro. Nació mortal, sin el conocimiento de una existencia anterior. Ogotemmêli explicó cómo "el incidente original estaba destinado a afectar el curso de las cosas para siempre." (17).  A partir de estos primeros hijos, los Dogón consideran al  humano andrógino / Nommo híbrido como femenino, inmortal y bueno. El hermano de este ser fue considerado como nacido mortal y sin alma. Él era el mal elemento en la religión. "El Chacal estaba solo desde el nacimiento", dijo Ogotemmêli, "y por eso él hizo más cosas que las que pueden ser contadas."
(18)

 

Aunque el Chacal era un ser sexuado, el ADN andrógino de los Nommo todavía era parte de su composición genética. Se lo percibía como teniendo dos almas, una ligada a los Nommo y una ligada a la Tierra. Los Nommo creían que el Chacal sólo podría volverse  estable una vez que se hubiese eliminado su alma Nommo y su naturaleza andrógina. Al hacer esto se lo llevaba de vuelta a cierta forma de su existencia animal original para que pudiera evolucionar de forma natural. En los hombres el alma Nommo fue simbolizada por el prepucio, que también simbolizaba el aspecto femenino de su naturaleza andrógina. El prepucio era un símbolo de matriz. El Chacal sólo podía llegar a ser estable una vez que se hubieran retirado el segundo sexo y la segunda alma. Los Dogón asociaron la regeneración del Chacal con la eliminación del prepucio por el ritual de la circuncisión (19).

 

El anciano dogón Ogotemmêli le dejó muy en claro a Griaule que después de la circuncisión la segunda alma no fue totalmente cortada sino que existía como la sombra o el inconsciente, que también era compartida con los Nommo (20). Fue por eso que se dice que todo humano todavía tiene dos almas. La palabra "alma" en el lenguaje de los Dogón era kinndou-kinndou, o "alma-alma" (21). El cuerpo era uno, pero la parte espiritual de un individuo dos. El inconsciente o sombra representaba el vínculo que los humanos todavía tenían con los Nommo.


Creo que el inconsciente compartido con los Nommo puede estar relacionado con elTiempo del Sueño” mencionado por los aborígenes australianos. Carl Jung creía que el estudio de los sueños era una manera de llegar al contenido del inconsciente y entender la verdad. Él creía que mediante el análisis de las imágenes que se encuentran en sus sueños, los individuos podían tener una mejor comprensión de lo que estaba sucediendo en su inconsciente. Jung creía que las imágenes almacenadas en nuestro inconsciente y que se encuentran en nuestros sueños han estado con nosotros desde el principio de los tiempos y tienen significados similares para todas las personas (22).

 

El Señor (La Señora) del Habla y la eliminación de la segunda alma


En la religión dogón, la eliminación de la segunda alma del Chacal  fue vinculada con el segundo experimento y la creación de “el Señor (la Señora) del Habla”, un ser con cola de pez, que representaba la perfecta combinación de Nommo y humano. En la descripción de la creación de “el Señor (la Señora) del Habla”, o la regeneración del Chacal, los dogón decían que “el Señor (la Señora) del Habla”, o elNommo Anagonno” tragó el prepucio del Chacal y se convirtió en su gemelo (23). Esto es simbólicamente representado por este diagrama dogón, que muestra al Chacal siendo circuncidado por los dientes de “el Señor (la Señora) del Habla” (24).

 

Circuncisión del Chacal. Dibujo de Robert Hill


Los aborígenes de Australia también cuentan historias similares relacionadas con la circuncisión, que probablemente se relacionan con la historia sobre “el Señor (la Señora) del Habla”, que circuncidó al Chacal con sus dientes. Joseph Campbell habla sobre el rito de la circuncisión en la tribu Murngin:


Entre los aborígenes de Australia, por ejemplo, una de las principales características de la prueba de iniciación (por la cual el niño en la pubertad es alejado de la madre y reclutado en la sociedad y tradición secreta de los hombres) es el rito de la circuncisión. "Cuando un niño de la tribu Murngin está a punto de ser circuncidado, sus padres y los ancianos le dicen, 'El Gran Padre Serpiente huele tu prepucio, está reclamándolo. 'Los niños creen que esto es literalmente verdad y llegan a estar extremadamente asustados. Por lo general, se refugian con su madre, la madre de su madre, o alguna otra pariente femenina preferida; porque saben que los hombres se organizan para llevarlos al terreno de los hombres, donde la gran serpiente está bramando. Las mujeres se lamentan ceremonialmente por los jóvenes; esto es para distraer a la gran serpiente de la ingestión" (25).


La afirmación de que "El Gran Padre Serpiente huele tu prepucio" sugiere que la serpiente está a punto de comerse el prepucio del niño. Las mujeres también se lamentan por sus hijos para evitar que la serpiente se lo trague. Sabemos por la mitología dogón que tanto la circuncisión como el ritual de la deglución tienen que ver con la regeneración. Durante el tercer experimento realizado por los Nommo, “el Señor (la Señora) del Habla”  míticamente se traga y luego regurgita a Lébé. En el mito Murngin, la serpiente se traga al niño o el prepucio del niño, por lo que el niño puede ser renovado. El prepucio en la religión dogón era un símbolo de inestabilidad y el muchacho no podía convertirse en estable hasta que se hubiesen eliminado el segundo sexo o la segunda alma, que es lo que representa el prepucio. Ya que los Nommo fueron identificados tanto con el pez como con las serpientes, es probable que este ritual tribal de los Murngin sea el mismo ritual realizado por los Dogón. Es a través de la mitología dogón que podemos conectar estos mitos.


El siguiente mito aborigen australiano del pueblo  Murrinh-Patha  también es una reminiscencia de la religión de los Dogón. Se realiza en las ceremonias Murrinh-Patha para iniciar a los jóvenes en la edad adulta.

 

"Una mujer, Mutjinga (la 'Mujer Anciana'), estaba a cargo de los niños, pero en lugar de cuidarlos en ausencia de sus padres, se los tragó y trató de escapar tomando la forma de una serpiente gigante. La gente la siguió, arrojándole lanzas y sacando a los niños sin digerir de su cuerpo." (27) Dentro del mito y durante su realización, los jóvenes deben ser primero tragados por un ser ancestral (que se transforma en una serpiente gigante), para luego ser regurgitados antes de que puedan ser aceptados como jóvenes adultos con todos los derechos y privilegios de estos (28).[


Esto es similar a la religión de los Dogón donde a un niño no se le puede dar su título completo, establecerle un culto, darle los remedios que los curanderos dan contra la enfermedad, y el uso amuletos, hasta que haya sido circuncidado (29). El mito aborigen australiano Murrinh-Patha también indica que la mujer anciana, o Mutjinga, cambiaba de forma. Se dice que los Nommo también cambiaban de forma. En el siguiente pasaje Griaule describe a un antepasado de Ogotemmêli.


“El mito del Binu Tiré, antepasado de la familia de Ogotemmêli, que se originó en el distrito Sodamma del Alto Ogol, fue un buen ejemplo de esto.”


“El antepasado, cuando se volvió un anciano, tenía la costumbre de cuidar a los niños en la casa de su hijo mayor, mientras que los adultos estaban ausentes en el trabajo. Un día se transformó en una serpiente, que asustó a los niños. Sin embargo, como volvió a su apariencia normal cuando los hombres regresaron del trabajo, todo el asunto se atribuyó a fantasías infantiles. Pero eso sucedió de nuevo, y un día el hijo mayor, que regresó inesperadamente de los campos, sorprendió al anciano en su metamorfosis...”
(30).


Las siete vibraciones


Los Nommo estuvieron involucrados en la ingeniería genética y en
The Nummo” y “The Master of Speech [Mistress of Speech]”, revelo las conexiones entre la genética y las historias y dibujos que se encuentran en la religión de los Dogón. El antropólogo Jeremy Narby hizo una conexión similar cuando vio una pintura de la Serpiente Arco Iris dibujada por aborígenes australianos de la tribu Walbiri  que se encontraba en un libro de Francis Huxley, “The way of the sacred”


“Miré más de cerca y vi dos cosas: Alrededor de la serpiente había una suerte de cromosomas, en su forma de "U" al revés, y debajo de ella había una especie de escalera. Me froté los ojos, diciéndome a mí mismo que tenía que estar imaginando conexiones, pero no pude lograr que la escalera o los cromosomas se parecieran a cualquier otra cosa. Varias semanas más tarde me enteré de que los cromosomas en forma de U se encontraban en la anafase, una de las etapas de la duplicación celular, que es el mecanismo central de la reproducción de la vida, y la primera imagen de las serpientes en zigzag se ve sorprendentemente como cromosomas en la "profase temprana", al comienzo del mismo proceso.” (31)


Los Dogón creían que había siete vibraciones que iniciaron el Universo y que se encontraban también en el ADN. Fueron estas siete vibraciones las que estimularon al ADN para convertirse en un ser humano, una planta o un animal. Incluso creían que estas vibraciones conectaban a todos los seres humanos, plantas y animales de la Tierra con el resto de entidades en el Universo. Fueron estas vibraciones las que se corrompieron cuando los seres humanos fueron creados genéticamente por el Nommo alienígena. Esta era una parte importante de su mitología. El experimento de los Nommo no falló debido a un problema biológico simple. El error era tan complejo que estaba conectado a la estructura misma del Universo.


Los Dogón creen que estas siete vibraciones eran el alma y la fuerza vital del Universo. Estas siete vibraciones estaban simbolizadas por “el Señor (la Señora) del Habla, que era el séptimo antepasado y la combinación perfecta de Nommo y humano (32).  En la mitología dogón, la música simboliza el tercer y último experimento. La octava musical, que es de ocho notas en una escala sobre un espacio de siete intervalos, era una metáfora del experimento. Los Dogón creían que los siete intervalos, o notas, simbolizaban las siete vibraciones, que a su vez crearon a
Lébé, quien también fue conocido como el octavo antepasado e identificado con la octava nota.


El mensaje más importante que proviene del estudio de la religión dogón es que nuestro ser espiritual y físico estaban entrelazados en el ADN, y que la genética es algo que debe ser explorado con precaución. Revela que los seres humanos están conectados a todas las formas de vida, que implica una vibración que nos vincula entre unos y otros y con el resto del Universo. Nos dice que tenemos que reavivar nuestra conexión con esa vibración para que podamos renovar nuestro amor a la Tierra y a todas las plantas y animales que viven en el planeta. Hasta que seamos capaces de hacer eso, nunca nos encontramos con la verdad y la inmortalidad que se ha perdido para nosotros.

 

 

 

Referencias:

1. www.DigitalTribes.com http://en.wikipedia.org/wiki/ File:RainbowSerpent.jpg
2. http://en.wikipedia.org/wiki/Rainbow_Serpent Rainbow Serpent
3. http://en.wikipedia.org/ wiki/File:236084main_MilkyWay-full-annotated.jpg http://www.spitzer.caltech.edu/Media /releases/ssc2008-10/ssc2008-10b.shtml
4. Reiterer Martin, Reiterer Stefan, Dinhobl Erhard,The Milky Way-our galaxy, ESO
http://www.eso.org/public/outreach/eduoff/cas/cas2002/cas-projects/austria_milky_1/ 2007.
5. Nigel Bannister. The Milky Way http://www.star.le.ac.uk/edu/mway/ July 5, 1999.
6. Griaule p. 188.
7. Griaule. p. 108.
8. Griaule. p. 106.
9. http://en.wikipedia.org/wiki/Rainbow_Serpent Rainbow Serpent
10. Griaule. p. 18.
11. Griaule. p. 18.
12. Griaule and Dieterlen p. 433.
13. http://www.aboriginalartonline.com/culture/rainbow.php Paul S.C. Tacon, Meredith Wilson
and Christopher Chippindale 1996: "Birth of the Rainbow Serpent in Arnhem land rock art and oral history" Archaeology in Oceania 31 (1996) 103-124
14. Griaule and Dieterlen p. 484.
15. Griaule and Dieterlen p. 486.
16. http://www.aboriginalartonline.com/culture/rainbow.php
17. Griaule. p. 17.
18. Griaule. p. 22.
19. Dorey, pp. 135-140
20. Griaule p. 160.
21. Griaule p. 156.
22. Carl G Jung and M. L. von Franz, Joseph L. Henderson, Jolande Jacobi, Aniela Jaffe, Man and His Symbols, (New York. N.Y. Dell Publishing Co. Inc., 1964) p. 29.
23. Griaule and Dietrelen p 275.
24. Griaule and Dieterlen p. 555 Fig. 82.
25. Joseph Campbell, The Hero With A Thousand Faces (Bollingen Series XVII, Princeton University Press 1973.) p.11.
26. Creative Commons Attribution ShareAlike 3.0 License. http://en.wikipedia.org/wiki/File:
Dogon_Circumsion_Cave_Painting.jpg
27. Stanner, W.E.H (1966) pages 40 - 43, as summarised and cited by Koepping, Klaus-Peter
(1981) Page 378. http://en.wikipedia.org/wiki/Australian_Aboriginal_mythology
28. Koepping, Klaus-Peter (1981) pages 377-378http://en.wikipedia.org/wiki/Australian_Aboriginal_mythology
29. Griaule p. 159.
30. Griaule. p. 125.
31. Jerremy Narby, The Cosmic Serpent, (New York, NY, Jeremy P. Tarcher/Putnam, 1998) p. 80.
32. Dorey, p. 158.

 

 

 

LA AUTORA es periodista y escritora. Se graduó en Trent University de Peterborough, Ontario, Canadá,  donde estudió inglés, Historia y Mitología, y también ha cursado estudios religiosos en la University of Windsor. Lleva publicados tres libros sobre mitología de la tribu africana Dogón: The Nummo; The Master of Speech y Day of the Fish

 

 

 

© Shannon Dorey, 2010 – Todos los derechos reservados

Traducido y publicado con autorización expresa de la autora.

Traducción al español: César Reyes de Roa / antiguosastronautas.com

Prohibida su reproducción sin permiso de la autora.