Publicación exclusiva sobre la hipótesis de las paleovisitas extraterrestres
CONTCTO
 
¿SON ALGUNOS CIENTÍFICOS EXTRATERRESTRES?
La idea de que somos lo únicos seres inteligentes de la galaxia podría estar siendo propagada por los mismos extraterrestres para evitar, por ahora, un contacto directo.
GEORGE T. SASSOON
Ing. GEORGE T. SASSOON  †
Inglaterra
http://www.members.aol.com/geosas/home.htm
 

En años recientes, ha llegado a ser posible para los científicos de carrera hablar abiertamente sobre la posibilidad de vida extraterrestre. Una amplia gama de opiniones sobre el tema son pronunciadas entre ellos, pero el consenso general es como sigue:

 

         1) Otras civilizaciones técnicas además de la nuestra deben de existir en esta galaxia,    pero ellas estarán demasiado lejos para un contacto directo.

 

         2) Una vez que una civilización desarrolle el viaje espacial, la galaxia será colonizada completamente en el plazo de algunos millones de años por las estaciones espaciales errantes del tipo O´Neill.

 

         3) No encontramos ninguna evidencia de la existencia de éstas, y por lo tanto la antedicha declaración 1 debe de ser incorrecta y estamos de hecho solos.


Un punto que no ha sido considerado, sin embargo, es que nosotros mismos podemos de hecho ser extraterrestres, una colonia perdida o los sobrevivientes de un naufragio. Suponiendo que este sea el caso, ¿qué sería probable que sucediera si la principal cultura galáctica volviese a descubrirnos? Nuestros primos del espacio nos encontrarían reducidos a la vida de la edad de piedra, pero sobreviviendo no obstante; ¿cuál sería su mejor curso de acción?

Nuestra propia experiencia ha demostrado que para una cultura primitiva el contacto con otra técnicamente superior puede ser desastroso. La cultura local se desintegra, y la gente local nunca se convierte en miembros con pleno derecho de la cultura superior. Se cree que una tribu africana hubo cometido suicidio de la raza – simplemente dejaron de tener niños – cuando se confrontaron con la civilización euro-americana. La aparición de los cultos cargo es común. Tardíamente, hemos comprendido que la mejor cosa que podemos hacer con las culturas "primitivas" es dejarlas solas lo más posible.

Si nosotros hemos llegado a esta conclusión, ¿cuánto más probable es entonces que nuestros primos galácticos superiores hayan hecho la misma cosa? El contacto abierto con ellos haría que la civilización terráquea se derrumbara, y nos pasaríamos todo el tiempo echados y soñando con los equivalentes galácticos de las radios a transistores, de los Cadillacs, de la Coca Cola y de la ginebra, o quizá peor. El mejor curso de acción para los extraterrestres sería ponernos en cuarentena, mientras que al mismo tiempo fomentan nuestro desarrollo por medios clandestinos.

Suponiendo que estamos genéticamente relacionados con estos seres, entonces no serían demasiado diferentes en aspecto de nosotros mismos, y sería fácil para ellos colocar agentes secretos en nuestro medio. Su misión no sólo sería la de favorecer el desarrollo social y técnico por medios sutiles, sino también propagar la creencia de que nosotros somos la única civilización en la galaxia. Estos agentes utilizarían no solamente medios técnicos para fabricar evidencia, sino también técnicas de control de la mente actualmente desconocidas por nosotros.

Por otra parte, para estimular nuestra curiosidad ellos bien pueden dejar también unos pocos interrogantes falsos alrededor. Muchos acontecimientos de UFO dan la apariencia de ser cuidadosamente manipulados por alguna agencia con base en la Tierra con tecnología superior a su disposición. ¿Podrían éstos ser un ejemplo? Quizás el objetivo último sea prepararnos para el pleno contacto.

A pesar de lo improbable que esta idea pueda ser, resuelve la paradoja inherente en las anteriores declaraciones 1 y 3. Quizás los extraterrestres están poniendo un interés en nosotros, pero no deberíamos confiar en ellos demasiado. Nos quieren ver haciéndolo por nosotros mismos. Muchas de nuestras leyendas parecen describir las pasadas visitas de los extraterrestres, y si hemos de creer en esas leyendas los resultados fueron usualmente desastrosos. Quizás han aprendido de estos errores, y ahora han adoptado una política de no intervención. Esto podía explicar la evidente falta de visitas abiertas durante los últimos mil años.

Cualquiera que sea la verdad en este asunto, continuaremos buscando la evidencia de pasadas visitas. Y cada vez que escuche que un reputado científico ha modificado repentinamente sus opiniones de la noche a la mañana, ¡sospecharé que ha sido suplantado por un clon alienígena!
 

 


 

EL AUTOR, fallecido el 8 de marzo de 2006, fue ingeniero electrónico, lingüista y escritor. Ha publicado numerosos artículos técnicos y dos libros -en coautoría con Rodney Dale -, The Manna-Machine y The Kabbalah Decoded , que constituyen hoy en día obras clásicas en el campo de los antiguos astronautas.

 


© George T. Sassoon – Reproduced by permission.
Traducido y reproducido con permiso expreso del autor.

Prohibida su reproducción sin autorización previa del autor