Publicación exclusiva sobre la hipótesis de las paleovisitas extraterrestres
CONTCTO
 

LA APERTURA DE LA PUERTA SECRETA EN LA GRAN PIRÁMIDE DE KHEOPS

Los últimos descubrimientos en relacióncon las cámaras secretas

de la Gran Pirámide suman nuevos interrogantes.

GUILLERMO D. GIMÉNEZ

GUILLERMO D. GIMÉNEZ

Argentina

gdgneco@yahoo.com

 

 

“El hombre teme al tiempo, pero el tiempo teme a las Pirámides”.

Proverbio árabe.

 

En anteriores trabajos, publicábamos sendos artículos acerca de nuestro viaje por Egipto, que recorrimos ampliamente durante los meses de julio-agosto de 2001. Y presentábamos diversas y actualizadas informaciones acerca de las pirámides y otros descubrimientos (cámaras secretas, Textos de las Pirámides, etc.) y sus relaciones evidenciables con una conexión estelar existente. Los mismos se difundieron ampliamente en diversas páginas web y revistas especializadas de Argentina y el resto de América, Caribe y Europa, teniendo difusión también en países asiáticos. (Ver: El Misterio de Gizeh: En Busca de la Verdad acerca de la Esfinge y las Pirámides de Egipto y “El Proyecto Estelar de Egipto). También una parte de este trabajo comprende un estudio sobre un libro llamado “La Gran Rueda”, especializado acerca de la arqueología egipcia, desarrollado por la egiptóloga Julia Calzadilla Nuñez, Licenciada en Historia del Arte y residente en Cuba. Datos por mí presentados en estos trabajos que corroboran sus estudios.

 

 

La Pirámide de Keops

 

También conocida como la Gran Pirámide, mide 147 metros de altura y tiene unos 230 metros de ancho de base. Tiene un peso de unos 6 millones de toneladas. Es la más grande construcción piramidal del mundo entero.

 

Decíamos: A ésta le falta el piramidión. Su construcción es perfecta y alineada a los 4 puntos cardinales. Su interior está armado con un complejo sistema de cámaras, túneles, pasillos y galerías. Existen en ésta 3 cámaras, una subterránea y dos en la superestructura, la “Cámara del Rey” (cuyo sarcófago se encontró vacío cuando los árabes la abrieron por primera vez en el 820 AD) y la “Cámara de la Reina”. El sarcófago es mucho más grande que la entrada a la cámara, por tal motivo se supone que se colocó allí antes de que se cerrara el techo. La unión de los bloques y vigas es tan perfecta, están tan unidos,  que no se puede pasar una hoja de afeitar entre ellos.

 

De las paredes sur y norte de estas cámaras salen dos canales estrechos de 20 x 20 cm. Los de la Cámara del Rey van directo al exterior, mientras que los de la Cámara de la Reina terminan en su interior. Se pensó en un momento que eran canales de ventilación, pero ahora se sabe que se utilizarían con fines rituales y fueron alineados con los sistemas estelares como ya veremos más adelante.

 

Junto a esta pirámide existen otras 3 pequeñas pertenecientes a las esposas del faraón y 5 fosos de barcos.

 

 

 De izquierda a derecha, las pirámides de Kheops, Kefrén y Micerinos en la región de Gizeh.

Foto © Guillermo D. Giménez (julio-agosto de 2001)

 

 

Las cámaras secretas

 

Diversos estudios llevados a cabo por arqueólogos, ingenieros y científicos han comprobado la existencia de pasadizos y perfectas cámaras secretas en la Gran Pirámide y otras, como así también debajo de las patas de la Esfinge, el Guardián de las Pirámides de Gizeh.

 

El 22 de marzo de 1993, el equipo de científicos del Dr. Rudolf Gantenbrick logra penetrar por primera vez con su robot especialmente preparado para tal fin a uno de los conductos de la Cámara de la Reina de tan sólo 20 x 20 cm. A las 11.05 hs de aquel 22 de marzo y luego de recorrer 65 metros el robot UPUAUT II se detiene y gracias a su cámara se observaría una puerta que sellaba el paso. ¿Qué habría detrás?, ¿sería éste el acceso a la gran Cámara Secreta?

 

 

La famosa puerta descubierta por el equipo alemán

del Ing. Rudolf Gantenbrick el 22 de marzo de 1993

 

 

Pasados nueve años de aquellos acontecimientos,  el 17 de septiembre de 2002, otro equipo de científicos bajo la coordinación del Dr. Zahi Hawas, Director del Consejo  Supremo de Antigüedades del Gobierno de Egipto y con el auspicio del National Geographic Society, acompañaría al equipo del arqueólogo  estadounidense Mark Lehner en la realización del “descubrimiento más importante producido en Egipto”.

 

Son las 3 horas y 47 minutos de la madrugada del martes 17 de septiembre de 2002. El robot llamado Pyramid Rover se detendría frente a la famosa puerta de Gantenbrick y con su cámara de fibra óptica penetraba por un minúsculo agujero que se había efectuado el lunes 16 de septiembre en la puerta a golpe de taladro. La puerta tenía un grosor de 7 centímetros, lo que demuestra que no se trataba de un bloque más de la pirámide, sino que detrás habría algo.

 

El mundo entero contemplaría por televisión estos acontecimientos. Pero la sorpresa fue mayor cuando se observó que había allí un pequeño espacio vacío de 45 centímetros de profundidad y 20 centímetros de altura, y al fondo ¡otra puerta! ... ¿conduciría ésta a la Cámara Secreta?

 

 

 Momento cuando el robot Pyramid Rover ingresa en el agujero

producido en la famosa puerta hallada en la Pirámide de Kheops.

Imágenes de la televisión del National Geographic (septiembre de 2002)

 

 

 

 17 de septiembre de 2002. Nuevo descubrimiento. El hallazgo de otra puerta.

Una sorpresa para todos. Imágenes de la televisión del National Geographic

 

 

 

Más sorpresas en los actuales descubrimientos

 

Otras investigaciones comprobarían que en otra pirámide, la de Snefru en Meidum, un equipo investigador franco-egipcio descubriría en el año 2000, mediante endoscopía, la existencia de dos nuevas cámaras y un pasillo que nadie conocía.

 

Éstas también se sumaban al misterio. Mark Lehner, acerca de los sucesos de septiembre de 2002, comentaría que: “Lo que encontramos no es una cámara sino una continuación del conducto”; y añadió que “el hecho de que haya dos puertas en mitad de un pasadizo, con un espacio entre ellas, no tiene precedente en otras pirámides: Esta inusual estructura no es algo accidental ya que está cuidadosamente construida e integrada en el cuerpo de la pirámide y que la segunda puerta muestra, además, unas marcas grabadas que no pueden ser casuales”.Todo esto “debe tener un significado porque no es posible que se hiciera sin alguna intención aunque cuál es ese significado se nos escapa”.

 

Esa misma noche el equipo de arqueólogos también abriría un sarcófago no profanado que sería uno de los más antiguos jamás encontrados, descubriéndose los restos de un esqueleto de un hombre hallado a unos pocos kilómetros de la Gran Pirámide de Kheops.

 

La prensa mundial se hizo eco de estos acontecimientos. Pero aquí no terminaba todo.

 

Pocos días después, entre el 20 y 21 de septiembre de 2002, el robot Pyramid Rover descubriría una “nueva puerta” cuando fue introducido en el conducto norte  encontrando una “pared de piedra y una puerta” a unos 65 metros de la cámara, informó el Dr. Hawas. Otra puerta igual a la descubierta en 1993 por Gantenbrick.

 

Ambas puertas son similares y están ubicadas a 65 metros de la cámara, sin embargo los 2 canales no son del todo simétricos dado que el canal sur sube empinado, mientras que el norte tiene algunas esquinas y curvas.

 

“Ahora sabemos que los canales fueron planeados de forma suplementaria, porque el canal norte fue construido con varias curvas de manera que no tocara la gran galería que lleva  a la cámara funeraria”, explicó Hawas.

 

Más tarde afirmaría que “ambos descubrimientos constituyen la primera gran novedad relativa a la Gran Pirámide desde hace más de un siglo”.

 

¿Qué habrá detrás de esta puerta?, ¿nuevas cámaras secretas?

 

Para el arqueólogo Mark Lehner habría escrituras sagradas, estatuas, entre otros elementos.

 

Hoy nadie niega la existencia de las mismas (pasadizos, túneles, cámaras, galerías). Están comprobadas científicamente, ubicadas en diferentes lugares de la misma y en otros sitios arqueológicos egipcios.

 

¿Cómo construyeron estos conductos de tan sólo 20 x 20 cm? Hawas nos dice: “Eso no lo sabemos, posiblemente se realizó un acceso especial para esas dos que más adelante se volvió a cerrar”.

 

 Conducto donde se desplazaron los robots UPUAUT I y II (marzo de 1993)

y el Pyramid Rover (septiembre de 2002) ubicados en el interior de la Pirámide de Kheops.

 

 

 

Pero nos seguimos preguntando: ¿cómo pusieron las puertas que sellan estos conductos?, ¿con qué fin? y fundamentalmente ¿qué hay detrás?

 

Mark Lehner considera que quizá existe una “tercera puerta”, porque tres eran las puertas que permitían el acceso a la Cámara del Rey y si hay allí una cámara oculta, posiblemente le anteceden tres puertas.

 

¿Se reanudarán los trabajos de investigación prontamente? ¿Sabremos la verdad?

 

Lo que sí sabemos es que no sólo el misterio de Egipto continúa, sino también que hoy sigue creciendo...

 

 

 

 

EL AUTOR  es Analista en Sistemas y especializado en estudios de Ciencias Naturales. Investiga el fenómeno OVNI desde 1977. Sus trabajos han sido publicados en diversas revistas especializadas así como en diferentes sitios web.

 

© Guillermo Daniel Giménez – Derechos reservados.

 Reproducido con permiso expreso del autor

 

Prohibida su reproducción sin autorización previa del autor